• Telf: (34) 952 200 185
  • info@labomac.es

Blog Laboratorio Labomac

Prevenir la diabetes con la alimentación

Nov 15 2017

 

Tanto las personas que sufren diabetes como los que quieren prevenir esta enfermedad, se recomienda una alimentación basada en la dieta mediterránea por su alto aporte en fibra, frutas y verduras.

Como medidas generales, es recomendable:

Eliminar todo alimento rico en azúcares simples de alto índice glucémico como, por ejemplo, la bollería, pastelería, chocolate, y dulces en general.

Eliminar las bebidas refrescantes azucaradas. Estas se deben consumir esporádicamente y no a diario. Tampoco es lo mejor  el caso de las bebidas light que para conseguir su sabor dulce necesita de “edulcorantes químicos como el ciclamato sódico, el aspartamo, aminoácidos como la fenilalanina… que, en muchos casos, tienen un poder endulzante diez mil veces mayor que la sacarosa” Las bebidas isotónicas y energéticas son también auténticas bombas de azúcar,

Hacer 5 o 6 comidas al día. En caso de ser diabético, es muy importante mantener la glucemia constante sin ningún tipo de altibajos y, para ello, debemos comer menos cantidad pero más veces.

La fibra es imprescindible en estos casos, ya que ayuda a mantener los niveles de azúcar retrasando el vaciamiento gástrico.

Controlar los métodos de cocinado. Es muy importante evitar los fritos y rebozados. Una persona diabética debe controlar su peso y no sufrir obesidad y, además, prevenir las complicaciones vasculares. Claramente, en el caso de verduras y hortalizas, lo ideal siempre es consumirlos crudos, ya que, de esta forma, conservaremos en mayor medida sus nutrientes. Pero, si tuviéramos que cocinarlos, los métodos mejores serían: cocción con agua, cocción al vapor, asado o papillote

No eliminar los hidratos de carbono complejos (pasta, arroz, legumbres, cereales); ya que, en cantidades moderadas y acompañadas de proteína, ayudan a controlar los niveles de glucemia en sangre.

“Debemos ser conscientes de que la principal causa de este tipo de diabetes asociada a la obesidad es el excesivo consumo de alimentos ricos en azúcares, como la bollería industrial, bebidas refrescantes y otros alimentos que ni nos imaginamos que puedan contener azúcar y, por supuesto, el sedentarismo, enemigo número uno de nuestra salud. Para su prevención se recomienda seguir la dieta mediterránea, en lugar de consumir grasas malas y practicar de forma habitual cualquier tipo de modalidad deportiva”.

 

Visto 307 veces
Valora este artículo
(0 votos)

About The Author

Labomac

Olga Aguilera Cortés es la directora de Laboratorio Labomac en Málaga, Licenciada en Farmacia por la Complutense de Madrid y Especializada en Análisis Clínicos y rotación en Microbiología en el Instituto de Salud Carlos III.