• Telf: (34) 952 200 185
  • info@labomac.es

Blog Laboratorio Labomac

Ozono como desinfectante del agua

Mar 26 2019

El ozono es un agente desinfectante muy efectivo. Se trata de un oxidante muy energético para la eliminación de una gran variedad de microorganismos en la desinfección del agua, también está comprobada su eficacia en la oxidación de materias orgánicas e inorgánicas.

Su poder oxidante y desinfectante es 10 veces mayor que el del cloro, convirtiéndolo en un producto mucho más eficaz. Se consigue superar el potencial REDOX del cloro (1.3 Mv) , con el ozono (2.7 Mv). No se han encontrado bacterias resistentes al ozono, a diferencia de lo que ocurre con otros biocidas.

Cómo actúa?

El ozono elimina microorganismos porque oxida los lípidos de la membrana y paredes celulares provocando su destrucción mecánica. Éste mecanismo es más rápido que otros desinfectantes, que requieren la difusión de éste a través de la membrana para ser eficaces. El ozono elimina bacterias muy resitentes ( E. Coli, Legionella, Salmonella, Pseudomonas aureuginosa..), virus, amebas, parásitos ( Giardia, Cryptosporidum), mohos, esporas, y biofilms en el agua y tuberías, que crecen por falta de limpieza y desinfección.

Cuáles son sus aplicaciones?

- En aljibes y sistemas de agua potable, tras realizar una limpieza y como agente desinfectante. A su vez, desinfecta las manos con su lavado, elimina malos olores y sabores, ayuda a descontaminar frutas, verduras y alimentos (elimina productos plaguicidas, fertilizantes, bacterias, hormonas ..). En el lavado de dientes , previene enfermedades bucodentales.

- En sistema de agua caliente, tras la limpieza y  para prevención y tratamiento de legionella.

- En piscinas, el uso de ozono previene la formación de cloraminas y trihalometanos, reduce los problemas respiratorios e irritación de piel y de los ojos. Aporta claridad y brillantez al agua. Actúa también como coagulante (floculante), y así aumenta el funcionamiento del filtro de arena y no necesita el uso de algicidas.

- En aguas de riego para la agricultura, jardines de uso público y ocio (campos de golf, zona de recreo, urbanizaciones); ya que no se permite el uso de agua potable, debido a la escasez y al obligado ahorro. En este caso, los regantes utilizan el agua procedentes de canales, acequias y balsas, con mucha carga bacteriana debido a su exposición a cielo abierto, aves, animales y plantas.

Se ha comprobado que el agua tratada con ozono aumenta la productividad y rendimiento de las semillas y plantas; y elimina focos de infección alojados en el subsuelo, raíces y tallos. Además, previene la Legionella.

- En ganadería. Los generadores de ozono son eléctricos, de muy bajo consumo y no necesitan recargas ni consumibles.

- En la industrias en general y en la industria alimentaria en particular.

- En hospitales

- En sistemas de aire acondicionado.

Cómo son los sistemas de ozonización?

Generalmente, se componen de un sistema ultravioleta, que genera los radicales hidroxilos , responsables de originar la oxidación de los micro-organismos y sustancias perjudiciales para la salud; y un sistema generador de ozono. Combinando los efectos, se potencia el efecto del ozono y el tratamiento es más poderoso.

En los casos de agua para consumo , y se prevea una fuerte carga bacteriana por la procedencia del agua, se pueden añadir filtros de carbón activo. En captaciones grandes de agua, una vez tratada, es enviada mediante una red de distribución a los hogares en los cuales, de forma individualizada, un pequeño equipo de ultravioleta se encarga de una desinfección final antes de que el agua sea consumida.

En el caso de las piscinas, este sistema elimina muchas sustancias, el agua está oxigenada continuamente y no se acumula materia orgánica. Por tanto, se puede prescindir de la renovación del 5% del agua del vaso indicado por ley, lo cuál ya supone un ahorro de agua. También se ahorra en productos químicos. No es perjudicial para los operarios de la piscina , ni para la salud de los bañistas.

Siempre supondrá una inversión inicial; pero haciendo cálculos, quizás la recuperación de la misma, sea muy rápida.

No cabe duda que el coste de este tipo de instalaciones es muy superior al de una red convencional de distribución pero ha conseguido implantarse en muchos casos consiguiendo unos resultados asombrosos y una calidad de agua excepcional porque como dijo Saint Exupéry, el agua no es vital para la vida, el agua es la vida misma.

Visto 283 veces
Valora este artículo
(0 votos)

About The Author

Labomac

Olga Aguilera Cortés es la directora de Laboratorio Labomac en Málaga, Licenciada en Farmacia por la Complutense de Madrid y Especializada en Análisis Clínicos y rotación en Microbiología en el Instituto de Salud Carlos III.