• Telf: (34) 952 200 185
  • info@labomac.es

Blog Laboratorio Labomac

Cambios en las rutinas diarias, comidas copiosas, trasnochar, más ruido externo, mayor luz ambiental y, sobre todo, el calor, son algunos factores que se relacionan con la dificultad de dormir bien en verano. Todos ellos interfieren en la calidad del sueño, y es que durante los meses de verano uno de los trastornos más habituales suele ser el insomnio, que conlleva problemas asociados como fatiga, dificultad para concentrarse, alteraciones de humor…

Tanto la piscina como la playa obligan a tomar una serie de precauciones para evitar uno de los problemas más frecuentes durante esta época del año: las infecciones.

En el agua, tanto si es de mar, río o piscina, proliferan gérmenes que pueden contagiar, sobre todo a los niños. Debe prestarse atención a ciertas partes del cuerpo como la piel, los ojos y los oídos.

Es imprescindible seguir una serie de pautas para llevar un orden en las comidas y dar prioridad a los alimentos que, con menos aporte calórico, hacen que el cuerpo pueda mantener la energía y los nutrientes necesarios para estar al cien por cien. Pueden ayudarle los siguientes consejos:

1. Mantenga una buena hidratación.